Gestión emocional: ¿Qué es? y ¿Cómo podemos ponerla en práctica?

Gestión emocional: ¿Qué es? y ¿Cómo podemos ponerla en práctica?

En la actualidad, quizás alguna vez hemos escuchado el término “gestión emocional», y nos hemos preguntado ¿a qué se refiere? Podríamos pensar que se hace referencia a controlar nuestras emociones, o evitarlas y la verdad es que eso no es lo más favorable. De hecho, sería contraproducente, pues no estaríamos cuidando de nuestra salud mental. Es como llevar figuradamente una mochila en nuestra espalda, en la cual guardamos todo aquello que no queremos ver, en algún momento pesará tanto que nos dolerá físicamente y será muy difícil de cargar. Lo mismo pasa con nuestras emociones, al evitarlas o intentar controlarlas nos cargamos y podemos llegar a sentir fatiga emocional. 

En ese sentido, cuando hablamos de gestión emocional, hacemos referencia a la capacidad de reconocer cómo nos sentimos en diversas situaciones en nuestro día a día. Además, de identificar qué tan intensa es aquella emoción y a partir de ello identificar lo que necesitamos, para poder hacer algo al respecto. 

¿Cómo gestionar mis emociones? 

De acuerdo a la teoría del proceso de la gestión emocional, existen cuatro pasos  (García-Blanc et al., 2020): 

  1. Tomar registro de cómo me siento: Consiste en ponerle nombre a la emoción (ej: tristeza, enojo, etc.) y frente a qué vínculo (persona) o situación. Te puede ayudar a ponerlo en palabras escribiendo.
  2. Reconocer la intensidad de mi emoción: Una forma de poder hacerlo es ponerle un número del 1 al 10.
  3. Estrategias de regulación emocional : Pueden ser cosas que nos ayuden a disminuir la intensidad de nuestra emoción (ej.: Respiraciones profundas; lavarse la cara; tomarse un momento a solas, etc).
  4. Comunicarlo de forma asertiva: Amablemente, compartiendo cómo me siento y lo que necesito.

Para lograr los cuatro pasos anteriormente mencionados, es importante que puedas reconocer y registrar cómo estás. Puedes sentarte en un lugar cómodo, cerrar los ojos y hacer unas cuantas respiraciones profundas. Concéntrate en la sensación corporal, ello nos puede ayudar a conectarnos con el presente y poder describir nuestras sensaciones y emociones.

Recuerda que cada uno de nosotros cuenta con estrategias propias y que aquello que nos sirve a nosotros, no necesariamente le servirá de igual manera a los demás. 

De la misma manera, nunca es muy temprano o tarde para aprender a gestionar nuestras emociones, ya que es una herramienta que nos servirá en muchas situaciones de nuestro día a día . Es por ello que en Arcade contamos con nuestros talleres socioemocionales para niñas, niños y adolescentes, en donde trabajamos la gestión emocional como uno de nuestros ejes principales, además de la autoestima y las habilidades sociales. Te invito a ser parte de la familia Arcadina, próxima fecha de inicio desde el martes 11 de octubre.

 

Bibliografía

Garcia-Blanc, N., Gomis, R., Ros Morente, A., & Filella Guiu, G. (2020). EL PROCESO DE GESTIÓN EMOCIONAL: INVESTIGACIÓN, APLICACIÓN Y EVALUACIÓN. KNOW AND SHARE PSYCHOLOGY, 1(4). https://doi.org/10.25115/kasp.v1i4.4260


Abrir chat