Regresar

NOTAS DE INTERÉS



25/12/2014

Cuando salvar el año escolar, no es la mejor solución

Resumen: Estamos por terminar el año escolar, y es posible que ya nos hayan llamado para informarnos que la situación de nuestro hijo(a) no es favorable. Esta noticia no es ajena a nosotros porque durante todo el año, nos han dicho lo mismo, o lo hemos visto en sus evaluaciones o en cuadernos de actividades. Es probable que no sea promovido, pierda el año escolar o asista a los cursos de verano.

Cuando salvar el año escolar, no es la mejor solución

Estamos por terminar el año escolar, y es posible que ya nos hayan llamado para informarnos que la situación de nuestro hijo(a) no es favorable. Esta noticia no es ajena a nosotros porque durante todo el año, nos han dicho lo mismo, o lo hemos visto en sus evaluaciones o en cuadernos de actividades. Es probable que no sea promovido, pierda el año escolar o asista a los cursos de verano.

¿Es solo bajo rendimiento académico o hay algo adicional?

Esta es la gran pregunta que nos hacemos continuamente. Podría ser que mi hijo(a) solo tenga un problema de bajo rendimiento porque no tiene hábitos escolares, o se agota con facilidad o no hay quien lo oriente en casa; pero también cabe la posibilidad de que podríamos estar frente a un problema para aprender y todavía no nos hemos dado cuenta.

Si fuera solo un problema por falta de hábitos o acompañamiento escolar, entonces:

  • Incrementaría su rendimiento académico.
  • Adquiriría hábitos y luego mostraría independencia para el trabajo.
  • Comprendería con facilidad lo que tiene que hacer en la actividad (tarea).
  • Tendría información relevante sobre el tema a trabajar, producto de haber participado en clase.
  • No le demandaría tanto tiempo desarrollar las actividades del colegio.
  • La opinión de los docentes sería favorable después de un mes de haber iniciado un acompañamiento efectivo.

Entonces qué me indicaría que habría un problema para aprender. Cuando:

  • Los puntos antes mencionados no se lograrían en un lapso de un mes o mes y medio.
  • La dificultad para aprender no es una condición de este año, sino que siempre o con frecuencia te lo han mencionado.
  • Te das cuenta que a pesar de estar en el pre escolar o primer grado, no adquiere lo que se espera para el grado o la edad.
  • Le demanda mucho tiempo para comprender o para resolver tareas.
  • Su nivel de organización para el trabajo, atención y retención de información están alterados o presenta dificultad.
  • Te informan que sus evaluaciones, trabajos o tareas están vacías o tienen muchos errores.
  • A pesar de la edad, todavía necesita que alguien lo acompañe o le recuerde sobre las tareas.
  • Tiene dificultad para leer y comprender lo que lee y escucha.
  • No posee recursos para la producción escrita.
  • Comete errores en las operaciones o comprensión de problemas matemáticos.

¿Qué hacer frente al bajo rendimiento académico y/o problema para aprender?

Es necesario que asumamos una actitud responsable frente a lo que está sucediendo. No creamos que la solución está en contratar a un tutor que vaya a casa para apoyarlo(a) en algunas tareas o solo cuando hay exámenes parciales o bimestrales.

Debemos de tomar en cuenta lo siguiente:

  • Solicita un reporte al colegio, para conocer la situación de tu hijo(a) en el colegio. Si te has dado cuenta que presenta bajo rendimiento, no esperes a que te llamen, sino sé tú el que debe  tomar el primer paso.
  • Busca una institución o profesionales que puedan evaluar a tu hijo(a) de manera integral. A veces, no basta con solo una evaluación psicológica, sino se requiere de evaluaciones de lenguaje, aprendizaje, emocional, familiar y conductual. Así podrás atender los problemas de fondo.
  • Organiza con tu familia un sistema de acompañamiento escolar. Si no lo puedes hacer, entonces puedes inscribirlo a un programa de tutoría donde no solo se resuelva tareas, sino donde adquiera hábitos de trabajo.
  • Empieza este proceso de apoyo desde el inicio de año. Es un gran error empezar cuando las clases ya están en marcha o cuando está por finalizar el año académico.
  • Pide continuamente una retroalimentación del trabajo realizado. Los padres informados y los que apoyan a sus hijos, son los que obtienen mejores resultados.

Mg. Ana Aldazábal

  • Locación:
    Av. Benavides 3030 - Miraflores, Lima 18 - Perú
  • Teléfonos:
    271-2053 / 981451650
  • Correo:
    informes@arcadeperu.com
© 2014 ARCADE. Todos los derechos reservados