Regresar

NOTAS DE INTERÉS



10/04/2017

5 maneras de prevenir que mi hijo sea víctima de bullying

El bullying, es actualmente uno de los problemas más evidentes y preocupantes en nuestra sociedad. Es importante conocer el origen de la palabra para poder comprender la dimensión del concepto. Bullying viene del vocablo inglés “bull” que tiene como traducción a nuestro idioma “toro”. En este sentido, bullying es la actitud de actuar como un toro,  es decir,  pasar por encima de los demás sin tener en cuenta: sentimientos y pensamientos (Olweus, 1978). Las traducciones más comunes del bullying al español es acoso y/u hostigamiento, dos conductas de las que son víctimas.

En nuestra sociedad el bullying no es algo nuevo, todos/as al recordar la época escolar podemos identificar a aquel grupo y/o estudiante que era el “líder”, aquel chico/a que le ponía apodos a los demás y aquel alumno/a y/o grupo de estudiantes que eran sus víctimas. En aquellas épocas quizás nuestros padres nos hubieran dicho “pégale, grítale, defiéndete” y hubiéramos quizás, con toda la furia acumulada, recurrido a las famosas peleas a la hora de salida.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y ahora buscamos que nuestros/as hijos/as tengan las habilidades socioemocionales necesarias para que no lleguen al punto de generar más violencia, abandonar el colegio, solicitar cambio de institución educativa o como ya se ha visto en algunos casos depresión y hasta suicidio; porque si bien es cierto el bullying siempre existió, ahora es más frecuente e identificable.

Los especialistas hablan de fortaleza emocional y habilidades sociales para poder afrontar situaciones violentas como estas, pero ¿qué podemos hacer desde casa para prevenir o afrontar esta situación?:

1. Es importante brindarle la oportunidad a nuestros hijos/as de aprender a solucionar sus problemas de forma autónoma, es decir, prepáralo, mas no resolverle los problemas.

2. Desarrollar autoconfianza, para ello debes confiar en que puede hacer las cosas, que quizás se equivoque y que esto es natural. El reto como padres no es evitarle que se equivoque, sino mostrarle que el error puede ser una oportunidad para mejorar.

3. Enséñale a reconocer lo que le gusta y lo que no y a decirlo, es decir, que sea asertivo. Nuestros/as hijos/as requieren aprender a decir “no”, “no me gusta”, “no quiero”, con un tono firme para que los demás entiendan.

4. Enséñale a pedir ayuda, es importante que conozca sus habilidades y que perciba que es capaz de solucionar sus problemas, sin embargo, es indispensable que también identifique cuando algo está sobrepasando sus niveles de tolerancia para que pueda solicitar el apoyo de forma oportuna.

5. Es indispensable que como padres conozcamos a nuestros/as hijos/as, sus gustos, a sus amigos/as, los lugares que frecuenta. Si alguna de las actividades que disfrutaba deja de hacer o algún lugar deja de frecuentar, son signos de alerta, motivo para que, como padres, nos sentemos a conversar con ellos sobre este cambio. Para ello es importante generar vínculos de confianza y respeto con nuestros/as hijos/as.

Lic. Gony Alvites

Terapeuta aprendizaje y lenguaje

  • Locación:
    Av. Benavides 3030 - Miraflores, Lima 18 - Perú
  • Teléfonos:
    271-2053 / 981451650
  • Correo:
    informes@arcadeperu.com
© 2014 ARCADE. Todos los derechos reservados